Gyakuten Saiban // Phoenix Wright – Dual Destinies


Estas semanas me he encontrado realmente enfermo… tengo la voz rota… y se va a notar… Y justamente este programa es cuando más tenía pensado hablar.

Pues que carajo, el resfriado no me ha impedido ir al curro, no me va a impedir grabar esto!

29 de Noviembre, 2013.

Podcast Freakdom Programa Número 6

Cambiando de tercio, género, plataforma y formato, en este programa echamos un vistazo tanto a una serie de juegos para las consolas portátiles de Nintendo que lleva expandiendo su repertorio y acumulando fans durante más de una década, como al último episodio de la saga que salió a la venta en el occidente el pasado 24 de octubre y al que llevo jugando este mes tras una larga y ansiosa espera.

La serie en cuestión se llama originalmente Gyakuten Saiban, que viene a traducirse más o menos como Giro de Juicio, y llegó al occidente con el título de Ace Attorney, o Abogado Defensor Estrella. Desarrollado a manos de Capcom, quienes realmente no necesitan introducción, se trata de una saga de aventuras gráficas conversacionales, o novelas gráficas interactivas, en las cuales tomamos el papel de varios abogados defensores encargados con conseguir un veredicto de no culpable para nuestros clientes mediante investigaciones e interrogatorios.

Los primeros 3 juegos salieron para la Gameboy Advance sólo en Japón, y luego fueron portados para la Nintendo DS en el resto del mundo. Los siguientes salieron directamente para la DS, y el último fascículo, Dual Destinies, del que hablaremos luego, para la Nintendo 3DS.

Los juegos se dividen esencialmente en dos partes para cada episodio, uno de investigación, en la cual visitaremos las escenas relacionadas al crimen, trataremos de sacar información al detective investigando el caso u otros testigos de los acontecimientos, y buscaremos pistas para formar nuestra defensa, y la segunda parte, que es el juicio en sí, donde usaremos estas pruebas acumuladas para tratar de defender al acusado, y con todas las de perder darle la vuelta al caso y generalmente encontrar al verdadero culpable.

Cabe mencionar que el sistema judicial que se presenta en el juego no se asemeja en absoluto al que conocemos en el occidente, en el que todo acusado es inocente hasta ser demostrado culpable y el veredicto lo decide un jurado de iguales, sino que se basa libremente en el sistema japonés, en el que si uno es acusado de un crimen, prácticamente se da por asumido que el veredicto será uno de culpabilidad. De hecho, muchos abogados defensores en Japón jamás ganan un caso en su carrera, y la tasa de veredictos culpables sobrepasa el 99%.

Algunas diferencias se observan, sin embargo, como el haber un único juez para este tipo de casos en lugar de tres, y el límite impuesto de 3 días para cada juicio, al final del cual si no se obtiene un resultado positivo por nuestra parte el veredicto es culpable por defecto.

Los juegos, por tanto, además de entretener aportan un interesante comentario o crítica del sistema judicial japonés.

También, a raíz de la serie principal que sigue el formato descrito, se han desarrollado además dos títulos en forma de gaiden llamados Gyakuten Kenji, que siguen una mecánica un poco distinta y en lugar de ponernos en el papel del abogado defensor nos plantea la tarea de fiscal, con un formato de investigación que dista bastante de la serie principal, pero que sigue conectado a nivel de los personajes y trama dominante.

Mi primera introducción a la serie no fue mediante recomendación ni haber siquiera oído acerca de los juegos, sino por una escena del anime Suzumiya Haruhi no Yuutsu, o la Melancolia de Haruhi Suzumiya, en el cual se imita la perfección los gestos de los personajes de la serie Gyakuten Saiban, y me picó la curiosidad. Al principio el concepto no me parecía uno que fuera a entretener demasiado como juego, pero desde adentrarme en el primer capítulo, tanto mi esposa como yo nos hemos visto enganchados por la serie, así que antes de que paséis juicio, vamos a ver algunos de los aspectos de la serie que han contribuido a esta afición.

Motivos por los cuales esta serie me la pone extremadamente dura.

El argumento

Como es a esperar de juegos con un énfasis tan fuerte en su diálogo, se nota que los guionistas originales y el equipo de localización, tanto inglés como español, le han puesto mucha energía a la labor del guión. Consiguen presentar temas muy serios con un buen equilibrio de humor y drama, y todo ello construyendo sobre la base establecida por el primer capítulo. Con cada juego expanden el mundo de los personajes ya establecidos, pero al mismo tiempo manteniendo una historia y carácter fresco con cada entrega, de tal forma que uno no tiene porqué empezar desde el primer episodio para poder disfrutar de la experiencia (aunque, claro, es recomendable siempre para sacarle el mayor gusto).

Cada capítulo de cada juego trae un nuevo caso a resolver, con su serie de personajes únicos y entretenidos, y aunque por lo general resulta bastante claro quien va a ser el verdadero culpable muy pronto, siempre nos depara alguna sorpresa inesperada.

El humor en el diálogo varía de inteligente a simplemente juegos de palabras que generarán algún que otro EPIC FACEPALM. Ejemplo de uno de estos chistes malos es la negación por parte de una empleada en una oficina informática a dar acceso a uno de los ordenadores durante una de nuestra investigaciones. Ella explica que va en contra de la Súper Póliza de Acceso Restringido para Técnicos Autorizados, lo cual nuestra compañera en la investigación piensa es una locura.

“Locura? No… ESTO ES SPARTA!”

Los nombres de los personajes con los que nos encontramos, y hasta los de nuestros personajes principales, tanto en la versión japonesa como la inglesa vienen, en parte al menos, a describir algún aspecto de su carácter mediante un juego de palabras. El apellido de Phoenix Wright, nuestro personaje principal, significa derecho, o correcto, su apellido en japonés, Naruhodo, significa “ya veo” o “ya entiendo”, uno de los fiscales se llama Winston Payne, que viene a ser un juego de palabras con la frase en inglés “doblarse de dolor”, Apolo Justicia creo que no necesita explicación, Misty Fey juega sobre la palabra mistificar, y así podríamos pasar la tarde analizando nombres.

Con todo esto, consiguen que realmente nos importen los personajes e invirtamos emocionalmente en la historia; un gran trabajo narrativo por parte de Capcom.

OBJECTION

Uno no simplemente compra un juego para su diálogo. Hablemos de

La Jugabilidad.

Como mencionamos anteriormente el juego se divide entre los periodos de investigación, y las batallas durante el juicio. Durante las investigaciones iremos de escena en escena tratando de encontrar pistas en la pantalla táctil, girando objetos en tres dimensiones por si hay una pista oculta que a principio no se ve, y hablando con otros personajes buscando respuestas. Lo malo que tienen estas secciones de investigación es que no nos permiten progresar con el juego hasta haber encontrado todas las pistas y cumplido con los diálogos obligatorios. Está claro que necesitaremos todos estos elementos para ganar el juicio, pero no siempre está claro lo que falta, y puede ser algo frustrante encontrar la última pieza del puzzle, para luego sentir que no era una pieza de información vital.

Donde el juego realmente se pone más emocionante son las escenas en las cortes. La mecánica principal consiste en escuchar el testimonio de los testigos, la policia, el acusado y demás, y buscar contradicciones entre lo que dicen y las pruebas obtenidas en la escena del crimen, sea por nuestra parte o la fiscalía, y así poco a poco revelar lo que realmente ocurrió, romper el testimonio de los testigos, que hasta llegan a ser los culpables en muchos casos, y derrotar al fiscal oponente. Todo esto presentado con efectos sonoros y visuales que convierten los golpes de lógica en auténticos ataques demoledores dignos de Street Fighter o Darkstalkers.

 

La dificultad del juego realmente no es mucha, mientras prestes atención a los diálogos y apliques una lógica no siempre tan directa para resolver los casos. Donde afloja el tema es en la rejugabilidad, porque una vez completes el juego y sepas las soluciones, realmente no tiene sentido volver a jugarlo. Entre 10 y 20 horas para cada juego, sin embargo, no está mal.

HOLD IT

Por muy entretenido que sea el juego, también hay que tener en cuenta

Gráficos y sonido

El aspecto gráfico de los juegos es muy bueno, para las consolas portátiles, sobretodo los sprites y animaciones de los personajes en dos dimensiones. Aportan mucha personalidad, y son muy detallados y únicos entre sí. Los ambientes de fondo también los han currado mucho, y no se dejan ningún detalle, aunque tal vez falte un poco de animación para darles más vidilla.

En cuanto al sonido, mencionamos que no hay mucho en cuanto a voces, pero los efectos sonoros son decentes. Donde realmente luce el sonido, sin embargo, es en las bandas sonoras. Para cada juego contrataron un compositor distinto para aportar su toque único, y han incluido temas distintos para cada una de las situaciones y personajes del juego; desde temas lentos o misteriosos en las investigaciones, graciosos cuando interactuamos con algunos personajes más excéntricos, realmente tristes, épicos cuando conseguimos destripar una parte de testimonio clave… hay toda clase de leitmotifs y han llegado a interpretarse por orquestras en Japón, y existen muchos álbumes de remezclas.

Aunque en los juegos, por lo general, la interpretación oral se limita a algún que otro clip de voz en momentos clave, los diálogos en pantalla consiguen presentarse con algo de la personalidad que conllevarían en caso de leerse mediante cambios en el tono y velocidad del bip bip bip de cada letra, y aunque parezca una tontería, su efecto se llega a notar bastante.

Todo esto hemos dicho, y concluimos que es una serie de juegos que, si no los has probado nunca, deberías considerarlos. La pregunta ahora es si la última entrega llega a la altura de sus entregas anteriores, o si con esta han matado la serie. Echemos un vistazo pues a

Ace Attorney, Dual Destinies

La última entrega de la serie nos pone en el papel de tres abogados defensores de la agencia Wright Anything; Phoenix Wright, el protagonista principal de la serie hasta ahora, Apollo Justice, quien tuvo este papel en la cuarta entrega, y Athena Cykes, quien debuta en Dual Destinies. Dependiendo del episodio tomaremos el control de uno o más de ellos, y nos enfrentaremos a Simon Blackquill, un fiscal preso que sacan de la prisión encadenado para efectuar su oficio, y que oculta un pasado muy oscuro.

Al igual que en episodios anteriores, el argumento y diálogo están muy bien escritos, aunque en este juego, más que en anteriores, hay una clara ventaja en haber experimentado el resto de la serie primero. Sigue la misma mecánica de dividirse entre investigaciones y batallas en el juicio, y además de aportar algunas novedades en el análisis de la voz de los testigos, nos trae de vuelta las mecánicas anteriores, pero sin depender demasiado de ellos.

Gráficamente el juego ha cambiado bastante, esta vez optando por usar personajes y ambientes renderizados en tres dimensiones, y están muy conseguidos. Las animaciones que vimos anteriormente en sprites 2D han sido adaptados perfectamente, y algunos de los ambientes de investigación permiten girar el entorno para encontrar pistas ocultas, pero creo que este último no lo han aprovechado lo suficiente.

También han incluido algunos cutscenes en forma de anime que complementan partes del juego, aunque para algunos esto puede romper un poco la fórmula, y lo que más lamento de ellos es que la interpretación oral es horrible durante estas escenas, lo cual es bastante típico del voice acting americano. Por suerte, este es el único momento en el que tenemos que escuchar voces por más de dos palabras, y han continuado con la tradicional bip bip bip durante el resto del juego.

La música sigue del mismo alto estandarte, pero he notado que no han compuesto tantos temas como en anteriores ocasiones. Ahora muchos de los personajes menores tienen un mismo tema, en lugar de un tema distinto cada uno, y regresan algunos de los temas de anteriores juegos, cosa que no es mala, sobretodo porque han aprovechado para mejorar su calidad.

A pesar de haber respondido a feedback del público para mejorar algunos de los aspectos de la interfaz, una cosa que sí decepciona del juego es su facilidad. No es que los anteriores juegos fueran particularmente difíciles, pero hay más de una ocasión en el que el juego te abofetea en la cara con la respuesta, cuando anteriormente dependías más de haberte estudiado bien las pruebas que tienen a mano. Puede que esto haya sido para apaciguar protestas hacia los momentos en los que muchos se quedaron atascados, pero creo que con esto han roto un poco el flujo del juego, más que si dejaran que hubieran momentos de frustración.

También he notado que hay muchas más faltas ortográficas y gramáticas en esta ocasión, lo cual es una pena. El otro punto negativo, de momento, es que no hay, ni parece haber planes, de una versión en castellano oficial.

A pesar de esto, el juego me ha encantado, y es una muy buena adición a la serie. Por tanto, en el caso de haber matado esta serie o no, declaro a Ace Attorney, Dual Destinies…

NO CULPABLE

Se levanta la sesión, esto ha sido la serie Ace Attorney y el juego Dual Destinies, y hasta la próxima.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Leave a Reply